Una Hermandad de Jóvenes Guiando a Otras Jóvenes

Estándar

IMG_20170308_212054181.jpg

por Bethany Baird, traducido por Loren Greenwood

Me senté en la sesión de una conferencia con los ojos bien abiertos. Era uno de esos momentos en que cada palabra que se hablaba atravesaba mi corazón directamente. Cuando el que hablaba comento  acerca de su pasión por la orientación y el discipulado, supe que mi vida nunca sería la misma.

Después de esa conferencia, mi vida dio una vuelta drástica para bien. Pasé de tener conocimiento principal sobre la importancia del discipulado a tener un corazón y pasión por él. Me estaba convirtiendo en una chica que deseaba profundamente llegar y ministrar a las jóvenes en mi esfera de influencia. Era como si estuviera empezando a ver con ojos nuevos.

Hasta ese punto de inflexión, nunca había sido realmente intencional acerca del discipulado uno-a-uno.  La idea simplemente nunca viajó de mi cerebro a mi corazón y hacia la acción. Yo sabía que el discipulado era bueno, pero no había captado la visión para ello. En respuesta a esa conferencia, decidí hacer algo radical: las pregunté a mis dos hermanas más jóvenes si podría discipularlas.

No necesitamos ser perfectas para alcanzar a otras chicas y llegar a ser su mentor; Sólo necesitamos estar dispuestas.

Con el rostro lleno de entusiasmo, ellas estuvieron de acuerdo.

Eso fue hace dos años. Mi único lamento: “Ojalá hubiese comenzado a hacer esto mucho mas antes!” Miro hacia atrás y me pregunto qué estaba pensando. Tenía hermanas más jóvenes justo debajo de mi nariz, y la idea de ser su mentor nunca se me ocurrió. Ni una sola vez. Simplemente pensé: “Soy una buena hermana y un buen ejemplo. Aprenderán solas como vivir bien la vida.

Ahora me doy cuenta de que enseñar es mucho más que ser una buena hermana.

  • Se trata de tomar el tiempo para personalmente e intencionalmente dar a las mujeres jóvenes a mi alrededor.
  • Se trata de reservar tiempo cada semana para hablar sobre la vida y la Biblia.
  • Se trata de responsabilidad intencional.
  • Es un momento enfocado para que yo busque a otra chica y la ayude cristiana en su relación con Dios.

En lugar de esperar hasta el punto en que creemos que hemos “llegado”, elijamos hacer un impacto por la eternidad ahora mismo.

Observar a mis hermanas crecer en su relación con Cristo y madurar como las mujeres jóvenes ha sido tan inspirador. Ha sido asombroso ver a Dios usar mis pequeños esfuerzos para impactar tan profundamente en las vidas de mis hermanas. No soy un mentor tipo “superhéroe”. Estoy segura de que no soy tampoco una “súper cristiana”. Ni siquiera soy una consejera calificada o maestra. Sólo soy una chica que vio la falta de mentores y la necesidad de ellas y decidió tomar medidas.  Estoy segura de que cada uno de ustedes podría hacer lo mismo.

Demasiado a menudo pensamos que el discipulado es sólo para “mujeres mayores y maduras”. Esa idea simplemente no es verdadera. Las mujeres mayores sin duda tienen un montón para ofrecer, pero nosotras como mujeres más jóvenes tenemos muchísimo para ofrecer también.

En lugar de esperar hasta creer que hemos “llegado”, optemos por hacer un impacto para la eternidad en este momento, justo donde Dios nos tiene. Vamos a crear una hermandad de chicas que se invierten en otras chicas, una comunidad de mujeres jóvenes que voluntaria e intencionadamente se vierten personalmente en las jóvenes que nos rodean con entusiasmo!

Imagina el impacto que podríamos tener! Imagínese si cada una de nosotras lleguemos a alcanzar a una muchacha y la comenzamos a discipular a ella. Entonces imagínese si esa muchacha se estire y comience a discipular alguien, también.  El efecto de cadena sería inconmensurable.

 

 

Aquí hay cinco mitos sobre el discipulado que es hora de destruir una vez por todas.

Mito: Los mentores perfectos son personas perfectas.

Verdad: A menudo pensamos que tenemos que ser “perfectos” para ministrar.

Eso simplemente no es cierto. Piensa en los discípulos de Jesús. Ellos estaban muy lejos de la perfección, y Jesús los usó de maneras poderosas. No necesitamos ser perfectos para discipular a otros; Sólo necesitamos estar dispuestos. Necesitamos tener un deseo de honrar a Dios y una voluntad de atraer a alguien a lo largo del viaje con nosotros.

 

Mito: Los mentores son siempre “mujeres mayores”.

Verdad: No hay requisito de edad.

Solía pensar que realmente no podía ser utilizada por Dios hasta tener cierta edad. Pensé que el verdadero trabajo estaba reservado para los más viejitos y sabios de entre todos nosotros. Luego me di cuenta de que Dios puede y usa a los jóvenes para impactar Su reino. Mi hermana menor, Suzanna, comenzó a discipular a otra muchacha cuando ella tenía recién doce años. Ella tenía una pequeña amiga que ella “cuidaba” durante un estudio bíblico semanal que mi mamá llevaba acabo en nuestra casa. En lugar de simplemente jugar, mi hermana menor decidió hablar intencionalmente de Jesús con esta niña. Memorizaban versículos, leían a través de un devocional, y crecían en su comprensión de quién es Dios. La próxima vez que pienses que eres demasiado joven para tener un impacto, recuerda a mi hermanita.

 

Mito: Tengo que ir al seminario para ser mentor.

Verdad: Tienes los recursos que necesitas para ser mentor.

No necesitamos tener el nivel más alto de educación y conocimiento bíblico para tener un impacto. Tenemos la Palabra de Dios que es viva y activa y más cortante que cualquier espada de dos filos. (Puedes encontrar esa promesa en Hebreos 4:12). Si no sabes qué hacer o si te sientes poco equipado, simplemente lea un libro de la Biblia y discútalo a medida que avanza. Usted no tiene que ser un “superhéroe” de la Biblia para leer la Palabra de Dios. Sólo tienes que abrirlo y empezar a leer.

 

Mito: Necesito un plan de cinco años.

Verdad: No se requiere una planificación muy elaborada

A lo largo de mis años de discipular a otras, me he dado cuenta de que puede ser tan formal o tan informal como yo quiero. A veces solamente leo un libro con una chica. No tengo un gran plan de cinco años o meta en mente. Sólo estoy leyendo y estudiando con ella. Hay otras chicas, como mis hermanas, que planeo mentoreo durante todo el tiempo que pueda. Pero incluso ahí no tengo un plan elaborado a largo plazo. Sólo sé que quiero llegar y verter mi tiempo y conocimiento en sus vidas durante el tiempo que Dios permite.

 

Mito: Tengo que esperar a que me lo pida una chica.

Verdad: No tienes que esperar a que alguien te lo pida.

No esperes a que las chicas se acerquen a ti; Da el primer paso y vaya a ellos.

Esta es la cosa más importante que he aprendido acerca del discipulado en los últimos años. Solía pensar que las mujeres jóvenes tendrían que acercarse a mí y pedirme que los yo las guíe. Ese no fue un buen plan.  A menudo las chicas jóvenes están demasiado intimidadas para pedirle a una joven mayor que las guíe. En lugar de esperar a que vengan a mí, voy a ellos. Yo oro, miro a mí alrededor, oro un poco más y luego voy a preguntarle si quiere que la guíe en un discipulado. Te estoy animando a hacer lo mismo.

 

No esperes a que las chicas se acerquen a ti; Da el primer paso y vaya a ellos.

 

Éste articulo se encuentra en su formato orginal: en http://www.liesyoungwomenbelieve.com/creating-sisterhood-girls-mentoring-girls/

Se puede encontrar otros artículos sobre la mentoría aqui: https://www.avivanuestroscorazones.com/search/?q=mentor%C3%ADa

 

Anuncios

10 Principios Básicos para la Comunicación

Estándar

hablandoPadres, Aquí están 10 principios básicos ayudar a vos y tus hijos sobre la comunicación, ya sea cara a cara o online. 

1. TENGAS CUIDADO DE TUS PALABRAS: Recordá, ya sea online, mensajes de texto, por teléfono o personalmente, se aplican las mismas reglas de comunicación. Las plataformas tecnológicas son simplemente una extensión de la lengua. la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas…” (San. 3:5-6).

chusmeandoTengas en cuenta que tendrás que dar cuenta de toda palabra ociosa: “toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio” (Mateo 12:36).  Así que es mejor decir pocas palabras, “…sean pocas tus palabra” (Ec. 5:2).

Usá la tecnología de manera responsable. Es una herramienta poderosa que puede ser usada para el mal o para el bien. Con cada tecleo o presión del teclado, estás creando tu propio registro permanente. Pensá cuidadosamente acerca de esto.

“…cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí” (Ro. 14:12).

manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras” (1 Pedro 2:12).

2. SÉ HONESTA: No utilizá la tecnología para engañar a nadie. Siempre digas la verdad. No inventás un nuevo vos online.

El labio veraz permanecerá para siempre; mas la lengua mentirosa sólo por un momento” (Prov. 12:19).

…desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo…” (Ef. 4:25).

3. SÉ BONDADOSA: No participá en conversaciones que lastiman a otras personas. Ya sea personalmente o por internet, no hay ninguna razón para lastimar al otro. Antes de escribir o hablar, preguntáte “¿Es amable? ¿Es verdad? ¿Es necesario?

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Ef. 4:32).

4. DEBATE PÚBLICO: No discutás con alguien a través de cualquiera forma electrónica, y especialmente en un foro público (por ejemplo, en los comentarios de los blogs y el facebook). Si alguien es lo suficientemente importante en tu vida para pasar el tiempo discutiendo, hacélo en persona, donde se puede leer todas las otras señales de comunicación. Por lo menos, llamálo.

“…si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos…” (Mt. 18:15).

Trata tu causa con tu compañero, y no descubras el secreto a otro” (Prov. 25:9).

5. SERÁS CONOCIDA POR TUS HECHOS: No digas nada en línea o través de texto que no querés que lean los padres de alguien, tu pastor, o incluso un futuro jefe. Puedes ser una joven, ¡sólo asegúrate de ser una buena joven!

Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta fuere limpia y recta” (Prov. 20:11).

deja-que-dios-tome-el-control-de-tu-vida016. NO DEJÁ QUE LAS EMOCIONES TE CONTROLE: si estás molesto, enojado, herido o triste, ¡llevarlo al Señor! Si realmente necesitás que una persona te escucha, hacélo en un lugar privado, con una amiga de confianza. No se comprometa a escribir, a menos que sea tu diario personal que mantengas escondido debajo del colchón.

“…sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”  (San. 1:19-20).

“…amigo hay [Cristo] más unido que un hermano” (Prov. 18:24).

7. TENGAS CONSIDERACIÓN: Si estás en una situación social, rodeado de gente o incluso una sola persona, guardás el aparato. Aprendas a observar a la gente, mirar a alguien a los ojos y transmitir interés genuino. “…sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables” (1 Pe. 3:8).

8. UTILIZÁ DISCRECIÓN: No publiques nada que no querés que sea imprimido en el periódico algún día. Esto incluye (pero no limitado a):

  • Fotos dudosas: Pensá en esto… ¿Querés caminar por el centro comercial para que cualquiera pueda verte con esa ropa que llevás en esa foto? “…que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia…” (1 Ti. 2:9).  “…no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano” (Ro. 14:13).
  • Tu momento increíble con fulano (cuando se puede hacer que los demás se sienten excluidos). Seas sensible y evitá el etiquetado y el llamado del nombre cuando se hace exclusiva. Camarillas virtuales pueden ser más dañinas que las de la vida real. Está bien para divertirse con tus amigos sin contar todo público. “Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros” (Ro. 12:10).
  • Tus posesiones: El mundo entero no necesita saber de tu nueva camiseta o cada regalo que recibiste para Navidad. ¡La vida es mucho más que las cosas!  “…y les mostró toda la casa de sus tesoros…” (2 Reyes 20:12-19).
  • No compartá demasiado. Un poco de misterio es una buena cosa.  “Para dar sagacidad a los simples, y a los jóvenes inteligencia y cordura” (Prov. 1:4).  
  • ANTE LA DUDA, ESPERÁ. Cuando tenés dudas sobre algo que deseas publicar, escribir o decir, esperá y orá. “…si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios…” (San. 1:5-6).

9. RECORDÁ TU IDENTIDAD EN CRISTO: No participá en una competición de “cuántos ‘le gusta'” tenés o “quien está teniendo el mejor tiempo con la gente más guapa”. No es lo que vale la pena. La amistad no es cuantificable por los clics. Nunca la ha sido. Nunca la será. Tu valor no es la suma total de la cantidad de “le gusta” tu foto tiene o el número de amigos o seguidores que tenés. ¡Vos sos mucho más que eso! No hay ninguna imagen, no hay actualización de estado increíblemente inteligente, no hay entrada en el blog, que se puede capturar la maravilla de ti.

“…el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios” (Ef. 3:17-19).

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios…” (1 Jn. 3:1).

10. GLORIFICÁ A DIOS: Recordá que cuando vas a publicar algo en el internet, no sólo representa a tu mismo, vos representás a Jesucristo. ¡Esforcémonos para glorificarlo!  hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Cor. 10:31).

hay tan solo 2 opciones

Por qué las Jóvenes Cristianas Publican Selfies Seductivas

Estándar

Por: Kristen Clark; Traducido por: LG. Ve original aquí: http://www.girldefined.com/christian-girls-post-seductive-selfies

Cuando yo estaba en la escuela secundaria, un día Bethany (una amiga) y yo, decidimos que queríamos hacer una sesión de fotos muy copada de nosotras mismas.

Nos pusimos los vestidos más modernos que podíamos encontrar.  Nos pusimos capas de joyería, duplicamos el rímel y nos dirigimos a la mejor ubicación…nuestro techo. Reclutamos (rogamos) a una de mis hermanas más jóvenes a ser nuestra fotógrafa. ¡Todas nos subimos al techo de nuestra casa y nos empezamos a sacar muchas fotos!

Sí, un techo es un lugar al azar para hacer una sesión de fotos.  Lo hicimos allí para conseguir esa brisa perfecta para soplar el pelo perfectamente. Para cada imagen, nos planteamos exactamente de la manera que habíamos visto los modelos profesionales.  Lo hacen con sus labios fruncidos, una ceja levantada, mano en la cadera y los ojos serios.

selfie kissySin que me digan cómo posar seductoramente, éramos profesionales, y sabíamos exactamente qué hacer. Orgullosamente publicamos nuestra sesión de fotos a Facebook y esperamos que nos empiecen a llegar los elogios.

 Seducción es la nueva norma. Lamentablemente, vivimos en una cultura que “entrena” nuestras mentes para ver la seducción como la norma a partir de una edad muy joven. Basta con echar un rápido paseo por el shopping y veras cartel tras cartel de modelos con una pose sexual. Desde la invención de Pinterest, Instagram y otras aplicaciones, imágenes sexuales están en nuestras caras, más ahora que nunca.

 Como jóvenes cristianas, estamos siendo bombardeadas por mensajes de nuestra cultura que poses seductoras y sexuales son lo más lindo, facheras y normal. Tomando selfies seductoras no es más obsceno…es aceptable y elogió. Sabiendo que vivimos en un mundo caído, tiene sentido que nuestra cultura alaba y alienta a las jóvenes  a actuar de esta manera.

Tiene sentido que las supermodelos y chicas no cristianas no tienen un problema publicar selfies así. La pregunta que tengo para vos es la siguiente:

¿Por qué en el mundo son jóvenes  cristianas publicando selfies seductivas?

selfie cel

Me sorprende a veces, cuando entro a mi Instagram y veo algunos de las poses sensuales que algunos de mis amigas cristianas están publicando. Lo que me sorprende aún más es leer los comentarios de otros amigos cristianos que están complementando estas imágenes y llamándolos “hermosa.” Entonces, ¿qué pasa con esto? Parece como una epidemia en los últimos años.

¿Por qué las jóvenes cristianas están aficionadas a publicar selfies seductivas? Yo sé la respuesta a estas preguntas, porque yo solía ser una de esas chicas. Yo solía ser la chica detrás del celular sacándose esas fotos seductoras. Yo era la jovencita en el techo haciendo una sesión de fotos para que yo pudiera mostrar los resultados a mis amigos.

La razón, porque había publicado esas fotos, era porque quería que chicos se fijaran en mí. Quería que la gente complementara “lo bonita que era.” Me encantaba escuchar la alabanza y la afirmación de mis amigos. Nunca fue un accidente que había publicado una imagen de mí misma. Siempre fue intencional y planificado. Yo había visto suficientes imágenes de los modelos de moda para saber lo que iba a simular una foto “sexy”

Muchos de los que leen esto saben exactamente de que estoy hablando, porque vos quizá has hecho lo mismo.

selfie hashtagLa verdad es que la publicación de selfies seductoras es sólo un síntoma exterior de un problema mucho más profundo.

Es una señal de una chica que anhela algo más. Es una señal de una chica que está tratando de llenar su tanque de afirmación a través de los elogios y felicitaciones de sus amigos. Una chica que anhela la atención de chicos y espera que notarán una de sus imágenes. Una chica que quiere aparentar confiada, pero es débil y solitaria en el interior. Una chica que disfruta de seducir a los chicos haciendo que ellos “quieran lo que no pueden tener.”

Selfies seductoras no son más que una imagen que grita, “¡Mírame!” Es una oportunidad para señalar la atención sobre sí misma por un breve momento y esperan que alguien se dé cuenta.

Como jóvenes cristianas, Dios nos llama a un nivel mucho más alto que jugar el juego de las selfies seductoras.

Todo el propósito de nuestras vidas es señalar la atención de otros a Cristo, no a nosotros mismos.

Estos tipos de fotos nunca están centrados en Cristo, pero siempre centrado en sí mismo. Dios nos llama a vivir una vida moralmente pura en todos los sentidos. Publicar imágenes seductoras de ti misma no es la promoción de la pureza o santidad dentro del cuerpo de Cristo.

Desde ese día en el techo, que Dios me ha convencido acerca de la motivación y el estado de mi corazón. Dígame si vos pensás que las selfies seductoras están bien, de acuerdo con Efesios 5:1,3,

“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados…pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos.”

reflecting-Jesus¿Qué piensas? En primer lugar estamos llamados a ser imitadores (reflexiones) de Dios para el mundo que nos rodea. ¡Vos y yo somos hijas de Dios, tenemos que reflejar el carácter y la pureza de nuestro Padre también! En segundo lugar, estamos ordenados a permanecer lejos de cualquier forma de inmoralidad sexual y toda impureza. ¿Captaste eso? “Cualquier forma… toda impureza.”

Selfies seductivas no le ganan nunca contra estos versículos. Nuestra cultura nos dice que la santidad y la pureza son aburridas.  Y que ser demasiado estricto hacia ti mismo dará lugar a una vida de aburrimiento. Si ese es el caso, entonces ¿porqué hay tantas chicas solas, tristes, deprimidas, inseguras y necesitadas?

Dios nos da los estándares de pureza y santidad, porque Él sabe que es lo mejor para nosotros. La verdadera alegría y satisfacción no vendrá a través de los aplausos de tus amigos, sólo vendrán a través de obedecer y honrar a Dios.

“Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de Jehová.  Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan.” (Salmo 119:1-2).

Sé que quieres ser bendecido por Dios. ¡Yo también! En lugar de correr tras los aplausos vacíos de este mundo, lucha por los aplausos satisfactorios de tu Rey.

Nunca serás más feliz que cuando uno vive su vida para la gloria de Dios. Como jóvenes cristianas tenemos el deber de honrar a nuestro Rey en cada área de nuestras vidas. Tenemos la responsabilidad de llevar a la imagen de Cristo al mundo perdido que nos rodea.

¿Te unirás a mí en el rechazo de la tendencia de selfies seductoras? ¿Vas a decir que no a la publicación de imágenes que te glorifican a vos no mas, que ponen toda la atención en vos, y no en Dios?

Nuestro mundo está en necesidad desesperada de las jóvenes cristianas que están dispuestas a luchar por la verdad de Dios, por mostrar algo mucho más grande que ellos mismos.

Vamos a hacer algo personal: ¿Sos culpable de publicar selfies seductoras?

Si es así, ¿Cuál es su motivación detrás de publicarlos?

¿Estás vos dispuesta a pedir perdón a Dios por no reflejar bien en su imagen?

Si es así, confesá tus pecados y pídele a Dios que te limpie el corazón.

¿De qué manera estás tentado a poner la atención en vos, en lugar de Dios?

Necesitamos Mujeres Feroces Para la Batalla

Estándar

FerozHace unos años una amiga mía se detuvo en la computadora para mostrarme fotos de un semi-finalista en el popular programa “Next Top Model” de los Estados Unidos. Dio la casualidad de que la chica que compiten por el título de “top model” asistió a la universidad de mi amiga.

Nos quedamos impactadas por la “ferocidad” de esta chica que se veía en sus fotos. Ella definitivamente tenía la pinta de “soy re linda, soy sexy, y yo estoy en control” (también conocido como “feroz”).  Ella debe haber sido entrenada bien por la presentadora del programa, Tyra Banks, que usaba la palabra “feroz” a menudo para describir a una mujer con gran confianza.

Toda esta idea de ser “feroz” era atractivo para mí. Quería que la gente me mire y que piensen, ¡Guau! ¡Ella lo tiene! Pero yo no estaba segura de cómo conciliar esa fiereza con mi identidad como cristiano.

Puse toda la idea de ser “feroz” en un segundo plano y seguí adelante con mi vida, hasta la semana pasada.

La semana pasada compré un libro titulado Mujeres Feroces, de Kimberly Wagner. Es un libro que desafía por completo la definición de la cultura de la palabra feroz. Kimberly realmente nos anima, como las jóvenes cristianas, para abrazar nuestra fiereza y utilizarlo para el bien.

Al leer las palabras de Kimberly, me enamoré de lo que estaba leyendo y no pude resistirme a compartir con tú. Era completamente emocionante, alucinante, y simplemente impresionante.

Siempre he querido utilizar la energía, la fiereza, y el fuego que me da de Dios, pero nunca había sabido cómo. Ahora sé porqué Dios me dio una pasión ardiente feroz en mi alma, y finalmente me doy cuenta de la finalidad.

Necesitamos señoritas cristianas que están dispuestos a negarse a sí mismos y luchar por algo más grande.

Kimberly llama a cada uno de nosotros para llegar a ser “muy feroz.” Aquí hay una sección sacada directamente del libro que explica lo que eso significa.

Características de una mujer maravillosamente feroz:

  • Su identidad y valor tienen sus raíces en su relación con Cristo en lugar de una relación con un hombre.
  • Ella está llena de gratitud por los dones de Dios. Su corazón está gobernado por la paz de la alegría.
  • Ella valientemente se enfrenta a sus miedos en lugar de correr o esconderse en la vergüenza.
  • Ella es apasionada de las cosas que importan por la eternidad en lugar de vivir para lo trivial.
  • Ella ama a Dios y a los demás. Ella está más centrada en dar amor que conseguir el amor.
  • Ella está dispuesta a luchar por una causa digna en lugar de reducirse en la derrota.
  • Ella agarra la soga de la voluntad de Dios y no la suelta.
  • Ella protege y defiende a los indefensos en lugar de utilizar su fuerza para intimidar a los demás. Ella es conocida como un animador sincero.
  • Ella es honesta pero amable.
  • Otros se sienten cómodos buscando su consejo.
  • Ella abraza a la Palabra de Dios como su máxima autoridad en lugar de dejarse llevar por las voces de la cultura.
  • Ella fielmente enfrenta al hablar la verdad con amor en lugar de permitir que el pecado la haga guardar silencio.
  • Camina con confianza y humildad que brota de su reconocimiento de la obra de Cristo y de la gracia en su vida.
  • Ella tiene el poder de influir e inspirar porque vive bajo el control del Espíritu.
  • Su vida se vive todo para la gloria de Dios en lugar de la pequeñez de uno mismo

¡Guau! Me encanta esta definición de una mujer maravillosamente feroz. Ella es audaz, valiente, apasionada y dispuesta a luchar. ¡Ella defiende, se enfrenta, y es influyente, confiada, e inspiradora!

¿Alguna vez has pensado en el hecho de que puedes ser todas esas palabras que acabo de enumerar? ¡Puedes ser audaz! ¡Tú puedes estar seguro! ¡Puedes ser influyente! No por tu propia alabanza y aplauso, sino por la verdad de Dios y Su gloria.

Dios no necesita mujeres debiluchas.

El mundo está lleno de mujeres feroces que utilizan la confianza audaz para tomar lo que quieren sin tener en cuenta las necesidades de los demás. Necesitamos chicas cristianas que están dispuestas a luchar por la verdad y decir: “¡No más!” Necesitamos chicas cristianas que están dispuestas a negarse a sí mismas y luchar por algo más grande.

“La llamada a seguir a Cristo requiere fiereza.” -Kimberly Wagner

Necesitamos más jóvenes cristianas que están dispuestas a defender la Palabra de Dios y verdaderamente vivir un estilo de vida centrado en Dios. Me doy cuenta de que es difícil vivir como Cristo en este día y edad. Es por ello que el seguimiento de Cristo requiere fiereza. Se necesita una mujer que encuentra su identidad en Cristo y se da cuenta de la verdadera fuerza para la batalla sólo puede venir de Él.

“¡La mujer feroz se apodera del reino de Dios, toma a Jesús, y se cuelga en El para el paseo de su vida!”

Kimberly Wagner

Es hora de que abandonamos el “soy linda, soy sexy, y yo estoy en control” modo de pensar y poner nuestras miras en algo más eterno. Vamos a estar listas para la batalla. Tenemos que sacar nuestras Biblias, abrazar las verdades de Dios, y estar preparándonos para luchar por ellos.

Vamos a hablar de esto. . .

¿Eres una joven cobarde que sigue las tendencias de la cultura? ¿Cómo se puede aplicar este mensaje y llegar a ser muy feroz?

¿Qué característica de la mujer maravillosamente feroz se destaca más a ti?

 

Por Bethany Baird; Trad. LG

http://www.liesyoungwomenbelieve.com/fierce-girls-needed-battle/

Razones principales las personas deciden educar en casa

Estándar

Home For EducationEl número de familias que educan en casa a sus hijos ha ido en aumento en los últimos años. Mientras que la razón principal de educación en el hogar es para propósitos religiosos o morales, de acuerdo con el Centro Nacional para Estadísticas de la Educación, también hay un alto número de personas que deciden educar en casa por razones ambientales, como la seguridad. Estas son las razones más populares que la gente deciden educar en casa a sus hijos.

  1. Fines religiosos. Las escuelas públicas son financiadas por el gobierno y no quieren favorecer la enseñanza de una religión sobre otra. Las familias que no pueden darse el lujo de enviar a sus hijos a una escuela religiosa privada, no tienen una escuela religiosa en su área, o no están de acuerdo con las enseñanzas de las escuelas religiosas públicas o locales pueden decidir a la escuela a sus hijos en casa para educar más a ellos y enriquecer la vida de sus hijos con la religión que siguen.
  2. Ambiente escolar. Muchos padres que educan a sus hijos sienten el sistema escolar público no es seguro para sus hijos para una variedad de razones, incluyendo la intimidación, las drogas, el crimen o la presión de grupo incluso negativo. Al mantener a sus hijos en el hogar para la educación, algunos padres sienten que están manteniendo a sus hijos más seguros y capaces de enseñarles habilidades sociales más positivos que lo que van a recoger a partir de algunos compañeros en la escuela.
  3. La insatisfacción con la instrucción académica. Algunas familias no están contentos con la calidad de la educación que sienten que su hijo está recibiendo en la escuela y decide que su hijo estaría mejor aprendizaje en el hogar.
  4. La cultura de la familia. La forma en que una familia vive su vida puede desempeñar un papel importante en la decisión de educar en casa. Por ejemplo, una familia que viaja frecuentemente por trabajo o por placer puede encontrar homeschooling a su niño es más fácil que cambiar de escuela con frecuencia o la planificación de viajes por un horario escolar. Una familia golpeada por la pobreza puede decidir que es más barato a la escuela los niños en casa en lugar de pagar por el transporte, las comidas, las actividades extracurriculares, la recaudación de fondos, los uniformes escolares o útiles escolares adicionales.
  5. La educación no tradicional. Algunos padres quieren que sus hijos tengan una mano más de acercamiento al aprendizaje más que a través de los libros de texto y la educación más estructurada. Y otros pueden sentir que la educación recibida a través de las tareas de cada día y diligencias harán que sus hijos más bien redondeado y sociable.
  6. Necesidades especiales/enfermedad. En algunos casos, una familia que tiene un niño con necesidades especiales o es dentro y fuera del hospital debido a una enfermedad puede resultarle menos estresante para educar en casa, donde la educación se puede adaptar a sus necesidades o ubicación más fácil que si estuviera en escuela.

 

http://www.examiner.com/article/6-top-reasons-people-decide-to-homeschool

 

Bienvenido 2014, con mucho para estudiar…

Estándar

Revista Virtuosa

Queridas amigas, de nuevo estamos listas para recomendarles materiales que pueden usar para estudio individual, en grupos pequeños o en Escuela Dominical de mujeres. Recientemente los adquirimos, estamos trabajando en ellos y nos parecen más que buenos.
Les enlazo al sitio desde donde los pueden adquirir y verán que también los precios son muy buenos. Saludos y que les aproveche!!!

http://www.ebi-bmm.org/products:12121/show/cat:14693/

Ver la entrada original

Carácter: Paciencia

Estándar

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.   Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. (Santiago 1:2-4)

paciencia

La paciencia no es una cualidad de carácter, una vez aprendida, nunca olvidado. Más bien, la paciencia se construye poco a poco y, a veces dolorosamente, en nuestras vidas a través de reiteradas oportunidades para soportar las pruebas con perseverancia. Para nuestros hijos, esas pruebas son tan importantes cuando se trata de aprender paciencia. No trate de proteger o sacar a sus hijos de las diversas pruebas. Dios usa a sus pruebas de varios colores para afinar y perfeccionar su carácter de paciencia en la vida de nuestros hijos. Aun cuando es posible que podamos evitar la prueba, hacerlo es contraproducente en el desarrollo del carácter. Comparte sus pruebas con sus hijos y animarlos a que se enfrentan a pruebas propias. Como familia, orar por el coraje de dar la bienvenida a sus pruebas, recordando la soberanía de Dios en todo.  (Steven y Megan Scheibner)

Testimonio de Homeschool

Estándar

MamaEnsenaEl Testimonio de la Familia Kerr, Cristian y Silvina Kerr, Agosto 2013. Pensar en un mundo y hogar sin escuela, es casi inconcebible. ¿Cómo se hace con el trabajo?, ¿Quién da las clases? ¿Cómo es la agenda de un hogar que no manda sus hijos a la la escuela? ¿Qué resultados académicos se obtienen? ¿Qué material de estudio se da? ¿Cuál es el plan de estudio? ¿Qué hacen los chicos todo el día? ¿Cómo se sociabilizan? Estas y muchas otras preguntas son respondidas con mucha claridad por un matrimonio que tiene 8 años de experiencia criando y educando en casa a sus 4 hijos, y que han realizado múltiples entrevistas en diarios y televisión. Imperdible. \http://www.haciendodiscipulos.com.ar/Audio/SimposioEECAgo2013/TestimonioFamiliaKerr.mp3

 

Preguntas y Respuestas, Matrimonios Kerr y Baker, Agosto 2013. Al cierre del Simposio de Enseñanza en Casa, la audiencia realiza varias preguntas que son contestadas por ambos matrimonios.

http://www.haciendodiscipulos.com.ar/Audio/SimposioEECAgo2013/PreguntasYRespuestas.mp3

En Nuestra Casa….

Estándar

Está bueno enseñar a los hijos tomar responsabilidad para si mismo y sus cosas…

Mujeres Virtuosas

En Nuestra Casa….

Imagen

Esto es algo que se puede imprimir y poner en el refrigerador para ser usado hasta que todos aprendan como se maneja en “nuestra casa”.  (Antes que pienses que es demasiado estricto, piensa en el futuro de tus hijos. Un dia serán esposos, madres, lideres en la comunidad e iglesia, etc….)

En Nuestra Casa…..

Colgamos las toallas despues de bañarnos para que se sequen

No dejamos caer cosas en el piso cuando llegamos a casa. Devolvemos las cosas  a su lugar.

Tendemos las camas antes de salir de nuestro cuarto en la mañana.

Tomamos responsabilidad haciendo las tareas que nos den en casa, recordando 3 cosas: Completamente, Inmediatemente,  y Con Buena Actitud

Toda la basura debe ser puesta en los cestos, no tirarlo en el piso.

La noche antes de ir a un lugar, preparamos todo y lo dejamos cerca de la puerta.

Ponemos la ropa…

Ver la entrada original 51 palabras más

No lo piense dos veces…

Estándar

Para los jóvenes y sus padres…

Revista Virtuosa

Por: Rebeca Argüelles de Manzanares

941774_198720276941631_3497482_n

Queridas hermanas y amigas… me encontré este mensaje en un sitio para jóvenes cristianas. A simple vista, se ve bonito, ¿no es cierto? Nos dice que oremos, que leamos la Biblia y hasta que ayunemos. Pero lo cierto es que, no hay consejo más anti-bíblico para darle a una joven que este, pues el mensaje dice claramente en su encabezado, que estos son los pasos que debe seguir al tener una relación con una persona no creyente.

Alguien dirá que esto puede aplicarse a los matrimonios en los cuales uno de los cónyuges llegó a Cristo después de casarse y el otro permanece en incredulidad. Sí… puede aplicarse, pero el caso es que el mensaje estaba en un sitio para adolescentes  y jóvenes cristianas. Por eso sé que no lo están aplicando al matrimonio sino al noviazgo.

Mire el primer consejo: ORA. Me pregunto, qué…

Ver la entrada original 644 palabras más

Pioneros en el País

Estándar

Hace 30 años, los padres de mi marido eran pioneros en los Estados Unidos cuando decidieron sacar a sus hijos del colegio y educarlos en casa.  Todo el mundo les preguntó, “¿No es ilegal?” “¿Qué de la socialización?” “Pero, ¿si no sos maestra?”

¿Suena familiar?

Mi marido se graduó del denominado “Homeschool” con bastante más de una diploma. Sabía el valor del dinero porque decidió trabajar 15 horas por semana desde los 15 años de edad.  Sabía de la construcción porque tuvo la oportunidad de quedarse con sus abuelos en otro estado durante un año para poder ayudarles construir su casa.  Sabía cómo servir a Dios porque tenía la libertad de servir a su comunidad y su iglesia durante la semana y participar en viajes misioneros.  Sabía cómo mostrar la compasión porque estaba en casa todo el día con una hermana menor que tiene síndrome de Down (entre 3 hermanos mas).

Después de terminar la secundaria, asistió una facultad cristiana y consiguió su licenciatura, y más tarde, el Masters, un título posgrado.  Con su conocimiento del valor del dinero, ahora es buen administrador de las finanzas de la casa (¡sea poco o mucho!).  Con el conocimiento de la construcción, me edificó una casa con sus propias manos y con mucho amor.  Con el estimulo de servir a Dios, ahora lo sirve tiempo completo como pastor misionero. Con la práctica de mostrar compasión a otros que son distintos a sí mismo, puede relacionarse bien con personas de bajo o alto nivel de educación, recursos y trasfondo cualquier.

Ahora, vivimos en la Argentina y nuestra familia hace Homeschool también.  Somos parte de un grupo de pioneros en este país.  Como es una forma de educación no muy conocida todavía, recibimos las mismas preguntas: “¿No es ilegal?” “¿Qué de la socialización?” “Pero, ¿cómo reciben su diploma?”

Fue de mucho ánimo para algunos de los pioneros actuales cuando se juntaron para hacer su primera salida educativa de Homeschool en Buenos Aires con una visita al Museo del Bicentenario.

museo

Honestamente, ¡no puedo imaginar la escena que fuera para los que vieron a 23 chicos, 10 madres, 2 padres y una abuela andando por las calles de la Capital Federal!

La Prensa

No es fácil ser un pionero – pero sí, es fascinante! No cambiaría ni un momento, aún el peor momento, por todas las riquezas del mundo.

-Elizabeth Blackwell, la primera mujer médico

museo

Tiene que ser este pionero, el individuo que tiene el coraje, la ambición de superar los obstáculos que siempre se desarrollan cuando uno trata de hacer algo que vale la pena, especialmente cuando es nuevo y diferente.

-Alfred P. Sloan

Estos padres pioneros han decidido tomar la decisión difícil de ir contra la corriente porque

estiman el valor del alma eterna de su hijo,

porque valoren su relación con sus propios hijos,

porque toman en serio la responsabilidad de criar a sus hijos en la disciplina y amonestación del Señor.  

Estos padres pioneros sienten el llamado de Dios de hacer lo que hacen.  Déjame clarificar que Dios no llama a todos al hacer igual. Es posible criar hijos piadosos sin sacarlos del colegio. Lo más importante es que obedezcamos la Palabra de Dios en

amaral Señor tu Dios con todo tu corazón,

y con toda tu alma,

y con toda tu mente

(Mat. 22:37).

El resto caerá en su lugar…

el_gran_mandamiento1

Homeschool 101

Estándar

homeschool-casita2El Propósito

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. (Deut. 6:6-8)

 

¿Por qué educar a mis hijos en casa?

Muchos padres cristianos están comprometidos con la educación en el hogar. Su motivación primordial es la convicción de que esta es la voluntad de Dios para su familia. Se preocupan por el entrenamiento espiritual y formación de carácter como también por el bienestar social y académico de sus hijos.

 

Después de tomar la decisión, vas a ver que hay otras ventajas también, como las siguientes:

* Hay oportunidad de entrenamiento espiritual y presentación de una perspectiva bíblica de todas las materias académicas.

“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia” (Prov. 9:10).

* La educación en el hogar aprovecha tiempos de calidad para entrenar e influir en los niños en todas las áreas en una forma integrada.

* A cada niño se le da atención individual y se le suplen sus necesidades específicas.

* Los padres pueden minimizar influencias destructivas tales como tentaciones diversas, falsas enseñanzas y la presión negativa de grupo que proviene de la escuela común.

* Los niños aprenden a respetar a sus padres como maestros.

* La familia experimenta unidad, acercamiento y aprecio unos por otros al pasar más tiempo trabajando juntos.

* Dentro del ambiente seguro de su propio hogar los niños adquieren confianza y la capacidad de pensar en forma independiente, al estar alejados de compañeros que los presionarían para conformarse a ellos.

* Los niños tienen tiempo para explorar nuevas áreas de interés, pensar y jugar.

* Se mejora la comunicación entre grupos de distinta edad. (¡No tiene miedo hablar con adultos!)

* La instrucción personalizada ayuda a cada niño a realizar su máximo potencial educativo.

* La flexibilidad de horarios permite adecuarse a los tiempos de trabajo y vacaciones del padre y provee tiempo para muchas actividades.

 

¿Están calificados los padres para enseñar a sus hijos?

Tú conoces a tus hijos mejor que nadie y tienes el mayor amor y cuidado por ellos. Tú tienes, además, la responsabilidad más directa y de largo plazo sobre tus hijos ante Dios, quien manda a los padres enseñar a sus hijos su Palabra, que es lo más importante que aprenderán (Dt. 6:6-7). Didácticamente, la instrucción individualizada es muy superior a la del aula, en la que el maestro intenta satisfacer las necesidades de muchos alumnos que están en diferentes niveles de aprendizaje. No necesitas saber todo para poder enseñar, porque hay muchos recursos para ayudar – los textos, el internet, videos, libros, etc. Tu ejemplo y entusiasmo al aprender con tus hijos los motivará y alentará muchos más que el aparentar saberlo todo.

 

¿Cuánto tiempo se requiere para educar a los hijos en el hogar?

La educación en el hogar requiere dedicación de tiempo, pero no tanto como se podría pensar. El tiempo requerido varía según los métodos utilizados, las edades de los niños, y a cuantos niños de la familia se les está enseñando. La instrucción académica podría empezar con media hora para los grados inferiores y gradualmente alagarse hasta varias horas de instrucción más estudio independiente para grados superiores.

 

¿Cómo podemos instruir a varios niños a la vez?

Las materias como Biblia, ciencias naturales, historia, y literatura, que no dependen de conocimientos o habilidades previos indispensables, pueden impartirse a niños de varios grados a la vez. Las lecciones pueden presentarse en forma más amplia con explicaciones que ayuden a todos los niños a entender. Los alumnos mayores pueden hacer gran parte de sus trabajos solos.

 

¿Qué de la socialización?

Este es probablemente sea el aspecto en el que existe mayor confusión con respecto a educación en el hogar. La opinión popular de por sentado que los niños necesitan de interacción con un grupo de compañeros de su edad para poder adquirir habilidades sociales. Sin embargo, existe la opinión contraria, sostenida por muchos, de que el contacto prolongado con compañeros de la misma edad en la niñez puede causar una dependencia negativa de los compañeros. Es más probable que los niños sean influenciados por la mayoría de sus compañeros que el que sean un buen testimonio entre ellos.

“No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Cor. 15:33).

Los niños que reciben su educación fuera del hogar pueden fácilmente aceptar los valores de sus compañeros y maestros como superiores a los de sus padres.

 

¿Qué materiales están disponibles?

Los educadores en el hogar pueden valerse de materiales cristianos de calidad, preparados para escuelas cristianas. También se están creando materiales nuevos, o se están adaptando especialmente para uso en el hogar. Para una lista compleja de proveedores, fijate en los “Recursos.”

 

¿Qué métodos se emplean en la educación en el hogar?

Los métodos dependen en las edades de los alumnos, la materia, cuantos alumnos hay, los estilos de aprendizaje, el tiempo disponible y las habilidades o necesidades de tus hijos. Se puede elegir o combinar los métodos clásicos, los métodos de principios, los estudios por unidades y las experiencias vividas.

 

¿Cómo Comienzo?

Lo primero es relajarte y disfrutar la experiencia. No te apresures, y tratás de no sentirte intimidado. Tomás un día a la vez, y un paso a la vez. Vos te darás cuenta de la mejor manera, horario, currículo y la enseñanza para tu familia. Con un poco de investigación, orientación y consejo de otros, sentimientos de miedo pasan rápidamente.

 

Estas son algunas sugerencias para ayudarte empezar:

1. Busquen al Señor y Su voluntad para tu familia.

2. Lleguen a un acuerdo como esposos en su decisión de educar en el hogar.

3. Investigar el tema de la educación en el hogar, leyendo uno o dos libros sobre el tema. Además, conozcan e interactúan con familias que instruyen en el hogar y que tienen más experiencia.

4. Comunicarte con otras familias para enterarte de grupos locales de apoyo, actividades y publicaciones.

5. Pongas en orden tu vida y tu hogar mediante el establecimiento de la disciplina en tus hijos y de tu propio uso del tiempo. Además, consideras la posibilidad de deshacerte de pertenencias de poco uso para dejar lugar para materiales educativos y espacio de estudio.

6. Eliges métodos y materiales educativos con los que te sientas más a gusto al empezar, y que serían adecuados a las edades y al número de tus hijos. Si te sientes abrumado por las decisiones que debes tomar, quizás programa de estudios elaborado por alguna editorial de libros de texto, cuadernos de trabajo o estudios por unidades. Re-evalúa y experimenta con diferentes materiales y métodos y hacés ajustes conforme adquieras mayor experiencia con la educación en el hogar. A lo largo de este proceso educativo querrás, por supuesto, dar la más alta prioridad al desarrollo espiritual y la formación del carácter de tus hijos.

La educación en el hogar es un estilo de vida en el que el hogar es el centro de la vida y del aprendizaje. A través de la educación en el hogar, los padres pueden experimentar en forma singular su responsabilidad de criar a sus hijos en la disciplina y amonestación del Señor.

¡Despierte!

Estándar

“Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado”.

(Prov. 6:9-11)

joven dormiendo

Hoy tenemos la epidemia de la pereza; los valores del trabajo duro y la diligencia que son comúnmente alabados y mandados en las Escrituras son esquivados por la sociedad. Las personas buscan el atajo al éxito y siempre están buscando una manera más fácil que el plan de Dios de la diligencia para hacerla en el mundo.

Aún el gobierno promueve la pereza al proveer dinero a muchas personas que tienen fuerzas y habilidad para trabajar pero prefieren no hacerlo.

Es una vergüenza para cualquiera ser perezoso, pero especialmente es vergonzoso para un hijo de Dios. Jesús dejó un patrón de trabajo diligente para que lo sigamos cuando dijo: “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar” (Juan 9:4). Vendrá un día cuando dejaremos nuestras cargas y cesará nuestra labor, pero hoy deberíamos mantenernos ocupados en la obra del Maestro. (P. Chappell, Diaramente en La Palabra, 6/2/2013)

***

Padres, los chicos aprenden trabajar (o no) en casa, desde una edad temprana.  Cada miembro de la familia debe tener ciertas responsabilidades que corresponden a su edad. 

Aquí está una lista de deberes que los chicos pueden hacer en casa:

2-4 años

  • Ayudar hacer la cama
  • poner la ropa en el canasto (si puede vestirse, puede guardar la ropa dónde pertenece)
  • guardar los juguetes
  • ayudar quitarle el polvo de los muebles
  • ayudar poner la mesa (comenzar con las servilletas, después tenedores, etc.)
  • ayudar a alimentar a mascotas (depende en la mascota)

4-7 años

“Ayudar” es la palabra importante a esta edad. Muchas de las tareas se realiza como un ayudante y poco a poco los niños pueden pasar a hacerlo de forma independiente.

  • poner la ropa en el canasto
  • ordenar la habitación limpia, con dirección
  • hacer la cama
  • guardar los juguetes / cosas
  • poner la mesa
  • ayudar a alimentar a mascotas
  • dar agua a las plantas
  • quitarle el polvo a los muebles
  • ayudar a poner los platos en el lavavajillas
  • regar el jardín
  • ayudar con trabajos de jardinería (con rastrillo, plantar flores, etc)
  • ayudar guardar provisiones del supermercado

8-10 años

  • ordenar la habitación limpia
  • hacer la cama
  • poner la ropa en el canasto
  • dar agua a las plantas
  • poner la mesa
  • levantar y limpiar la mesa
  • quitarle el polvo a los muebles
  • ayudar a alimentar a mascotas
  • ayudar a preparar la cena
  • ayudar a lavar el coche
  • lavar los platos (cambiamos a usar platos plásticos para el uso diario para que pueden evitar accidentes)
  • carga / vaciar lavavajillas
  • rastrillar las hojas
  • sacar la basura
  • ayudar guardar provisiones del supermercado

Niños de 11 años de edad y mayores

  • poner la ropa en el canasto
  • hacer la cama
  • ordenar y limpiar la habitación
  • Sacar la basura
  • poner la mesa
  • levantar y limpiar la mesa
  • lavar platos / cargar o vaciar lavavajillas
  • ayudar guardar provisiones del supermercado
  • limpiar el baño, con dirección
  • limpiar la cocina
  • quitarle el polvo a los muebles
  • alimentar a las mascotas
  • dar agua a las plantas
  • ayudar con la lavandería y, finalmente, empezar a lavar su propia ropa
  • ayudar a preparar la cena / hacer pequeñas comidas
  • lavar el coche
  • cortar el césped, con dirección
  • ayudar con trabajos de jardinería

lavarauto

Como Enseñar a tus Hijos a Respetar a la Autoridad (Parte 1)

Estándar

Mujeres Virtuosas

Imagen

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.  Efesios 6:1-3

Hoy en día, es muy triste y demasiado común que los niños no tienen nada de respeto para los que son sus mayores o autoridades, como padres, pastor, maestros, etc.  Mi hermana me conto que un niño de 5 años en su iglesia siempre le saca la lengua y le da el “pulgar” por abajo.  Entendemos que los niños se portan como niños porque son niños (I  Cor. 13:11) pero cuando faltan el respeto a un mayor, ya han cruzado la línea.  No sé cuantas veces he escuchado de niños varones….”Y es porque es varón.  Los varones son así.” Ahora que tengo un varón y solo tiene 10…

Ver la entrada original 446 palabras más

Jehová me Recogerá

Estándar

Mi testimonio es una historia de confianza – confianza en Dios a pesar de las circunstancias.  Permítame comenzar con un versículo de los Salmos, “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá” (Salmo 27:10).  En este contexto, recoger es el verbo para “levantar alguna cosa que está tirada o fuera de su lugar.”  Es la idea de cuando un niño queda huérfano, alguien lo recoge como su propio hijo.  El rey de Israel, David, escribió este versículo para mostrar su confianza en Dios, aunque todo el mundo lo dejó.  Él dijo, “Cuando soy indefenso como el pobre huérfano que quedó sin padre ni madre, estoy seguro que Dios me cuidará como el pobre oveja está recogido, y está salvo de morir.”  David debía saber, porque él era pastor en su juventud.

Hace muchos años atrás, había una ovejita, realmente, una nena de tres años.  Ella vivió con sus padres en una casita en la ciudad.  Sus padres eran católicos y, lamentablemente,  no conocían a Jesucristo como su Salvador personal.  Entonces, se divorciaron.  La mamá ganó la custodia de los tres hijos – la hermana mayor, el hermano menor, y la nena.  La mamá se casó otra vez, pero ese matrimonio duró solamente cinco años.  Durante la niñez su familia siempre tuvo peleas, gritos, batallas de custodia, engaño, abuso, y por lo menos diez mudanzas.  Sus padres trabajaron más de 60 horas por semana, entonces los chicos quedaban solos en casa.  Muy a menudo, la nena sentía bien solita, que nadie la quería.  Ella no sabía que Dios estaba guardándole como a la niña de sus ojos, escondiéndole bajo la sombra de sus alas (Sal. 17:8).

Cuando la nena tenía once años, sus vecinos la invitaron a asistir a la iglesia evangélica.  Desde ahí, fue a un campamento cristiano donde ella tomo una “decisión” a seguir a Cristo, pero en realidad, era solamente una “experiencia emocional.”  Después de una reunión, un consejero se sentó junto a ella y le dijo, “Repita esta oración después de mí.”  Hizo ella lo que él le mando a hacer, pero, no entendía nada.  Al pasar esto, pensaba que era salva.  Siguió asistiendo a la iglesia, pero ni su vida ni su corazón había cambiado.  Yo puedo decir eso porque, yo era la nena misma.

Durante los próximos años, intenté de hacer cosas buenas…a veces.  A la edad de catorce años, el Señor me puso bajo una convicción.  Antes, yo creía que era cristiana pero Él me convenció que no estaba viviendo como tal.  En ese momento, reconocí que yo era pecadora y estaba destituida de la gloria de Dios. También, que “la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 3:23, 6:23).

Por primera vez, yo sinceramente creí de corazón en Jesucristo.  (Romanos 10:9)  En ese momento le pedí a Jesucristo que perdonara mis pecados y puse mi fe totalmente en Él.  Regresé a casa y no estaba avergonzada de hablar de Cristo con mis amigos.  Quise mostrar a todo el mundo mi decisión, entonces me bauticé un poco tiempo después de la salvación  (Romanos 10:11).  Empecé a tener sed por la palabra de Dios y a conocerle más y más  (2 Corintios 5:17).  Mi vida cambió de adentro hacia fuera.  Le doy toda la gloria a Él por el trabajo que ha hecho en mi vida.

Dios era fiel en cuidar a esta oveja, siguiendo Su promesa, “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá” (Salmo 27:10).  Él mandó varias mujeres piadosas a enseñarme la Biblia para ayudarme crecer.  También, Dios me enseñó como debía reaccionarme a las cosas negativas que pasaron en mi familia.  Él me mostró Génesis 50:20 donde dice, “Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien…”  Reconocí que mis padres me dejaron espiritualmente porque no conocían al Señor.

Por medio de esto, Dios me dio una carga para mi familia, especialmente mi padre, Juan.  Testifiqué al él muchas veces, y siempre me dijo, “Bueno, esa es tu creencia, pero no es la mía.”  Igual, yo seguía orando para su salvación y le compartía las bendiciones de Dios en mi vida.

Cuando nuestra hija, Laren, era una bebé, mi papá vino a visitarnos un día antes de la primera cirugía de ella.  Finalmente, aceptó la invitación a la iglesia.  El pastor predicó sobre esta historia en el Antiguo Testamento de Segundo Samuel:

Había un rey que mandó un mensajero a llamar a su hijo.  El hijo no respondía.  No fue.  Entonces, otra vez, el rey le llamó.  El hijo ignoró al mensajero y se negó a escuchar al rey por la segunda vez.  Por fin, el rey quemó los campos del hijo.  Loco de rabia, el hijo fue al palacio del rey y le preguntó, “¿Por qué quemaste mis campos?”  El rey contestó, “Te llamé una vez; te llamé dos veces; y no me escuchaste” (2 Sam. 14:28-33).  

Cuando mi papá escuchó este mensaje, tuvo una convicción tremenda ese día en la reunión.  Tenía temor de lo que pasaría con Laren en la cirugía el día siguiente.  Él pensaba que Dios quizá “quemaría sus campos” en medio de la vida de su única nieta.  Oré una oración muy difícil para una madre.  Dije al Señor si era necesario que tomara la vida de mi hija para darle la vida eterna a mi padre yo haría el sacrificio.  Pero, Dios dio otra oportunidad a mi padre y Laren salió bien.  Cuando lo llamé a mi padre para decirle, él dio un suspiro enorme de alivio y me confesó que tuvo temor.  Una vez más, mi papá se negó a escuchar al Rey de Reyes.  Me preguntaba a mi mismo, “¿Qué más hiciera Dios para que él le preste la atención?”

Dios le llamo, “Juan, ¡estás mal de salud!”  “Juan, ¡su matrimonio no está bien!”  “Juan, ¡su madre está enferma!”  Pero, él siguió igual, buscando las repuestas y la fuerza de si mismo.

Hace cinco años, Dios le llamó la atención de vuelta y le quitó su negocio.  Pero está vez, él miró hacia arriba en vez de adentro.  Me llamó para hacerme preguntas sobre la Biblia y la salvación.  Me dijo, “Vos sos mi evangelio.  Cuando me decís lo que hace Dios en tu vida, puedo ver tu fe en Él.”  Después de más charlas y estudios, mi papá puso su fe en el Señor.  ¡Gloria a Dios!

¿Está llamando Dios su atención también?  ¿Ha pasado algunas experiencias muy difíciles en su vida, pero aún allí no ha confiado en Dios?   ¿Tal vez Dios le llama su atención así que se repente de algún pecado en su vida? ¿O Él quiere que ponga su confianza en El Señor como su Salvador?  ¿Qué más hará Dios para llamarle la atención?  No esperen hasta que Él queme sus campos para venir al Señor.  Le animo a poner su fe y confianza totalmente en Él.  Le promete cuidarle como Su oveja.